Entrevista a Igor Tantos

Miércoles, 27 de Junio de 2012 06:49 Anselmo del barrio
Imprimir
igor1

El director de la Banda

IGOR TANTOS: “LA BANDA

GOZA DE BUENA SALUD”

Igor Tantos cumple sus quintas fiestas como director de la Banda de Música de Tudela, cargo al que accedió en octubre de 2006. Con tan sólo 27 años de edad ha sido capaz de reactivar esta agrupación formada por alrededor de 55 músicos, algunos de ellos muy jóvenes y que tienen una gran proyección. 
- ¿Que actuaciones llevaste a cabo cuando te hiciste cargo de la banda?
- “Entré en un momento bastante delicado para la agrupación. Esta banda hunde sus raíces allá por principios del siglo XX. Ha sufrido bastantes episodios, algunos más agradables que otros, y creo que durante la Guerra Civil hubo un tiempo que dejó de existir. Luego convivieron dos bandas en Tudela. Pasó de ser una banda de carácter privado a municipal.
Pero en los últimos años por temas de fiscalidad, en Navarra se tendió a que los ayuntamientos se desvincularan de sus bandas y se convirtieran en entes con autonomía; es decir, en asociaciones que reciben una subvención municipal. Y esto fue el comienzo de una nueva etapa en la que coincidió que me propusieron ser el director.
Cogí la banda con poca gente. Estaba en declive por lo que se tuvo que hacer una  pequeña revolución. Afortunadamente la gente  quiso darle una voto de confianza a la banda y a su nuevo director. Dio la casualidad también de que hubo nuevas incorporaciones en esa época. Esta circunstancia junto a una serie de iniciativas frescas que se llevaron a cabo ayudaron a su resurgimiento. Una de ellas fue dejar a un lado la tendencia de organizar conciertos un poco anquilosados, que se venían realizando desde hacía más de 50 años de forma casi ininterrumpida al ser municipal.
Al pasar a convertirse en una asociación nos permitió  llevar a cabo iniciativas nuevas. También ayudó que la junta y yo tuvimos un buen feeling y se plantearon cosas nuevas, conciertos que llegasen a un público un poco más joven. Empezamos a agruparnos con colectivos de toda la zona y se hicieron una serie de actuaciones que ayudaron a remontar a la banda. Después de estos seis años ha habido altibajos, como es normal, pero hemos conseguido estabilidad y en general una progresión ascendente”.
- ¿Cuántos miembros componen la banda?
- “Cuando empecé había problemas de plantilla y estábamos entre 35 y 40 músicos, pero hubo una temporada en la que tuvimos que luchar muchísimo para que las actuaciones no bajaran de los 30. Sin embargo, en los últimos años se han sumado muchos chavales de la Escuela de Música del Conservatorio, que han rejuvenecido mucho la banda y ahora nos encontramos una media de 45 músicos por actuación. En plantilla seremos entre 50 y 55. El más joven tiene 11 ó 12 años y el mayor pasa de los 80. Creo que es una media que está muy bien”.
-¿Cuándo se llevan a cabo los ensayos?
- “Esta es una de las cosas que ha cambiado desde enero pasado. Siempre se ensayaba martes y jueves de 8 a 10 de la noche, pero luego los pasamos a los miércoles y jueves. Ahora, debido a los recortes presupuestarios, ensayamos los miércoles. No obstante, cuando llega un concierto o una serie de actuaciones duplicamos durante una semana el número de ensayos”.
igor2

- La banda ya no organiza tantos conciertos, pasando a ganar en calidad.
- “Hasta hace seis años se organizaban demasiados conciertos con lo que se perdía en calidad. Tenía tantos como ‘La Pamplonesa’ que es semiprofesional, del orden de 50 actos al año.  Todos los meses de otoño, invierno y hasta primavera se hacía un concierto mensual, pero es que a partir de primavera durante 10 semanas seguidas se realizaban los bailables del quiosco. Cada semana era un concierto diferente. Con gente que no es profesional no puedes llevar ese ritmo.
Ahora hacemos el concierto de Navidad, cabalgata de Reyes, Semana Santa (en Viernes Santo la procesión y el Angel), el Corpus, las fiestas de la Azucarera, San Juan y el día de la Música, el pasacalles de San Pedro, y las fiestas de Tudela. También organizamos en primavera y otoño dos conciertos en las residencias de ancianos La Misericordia y Milagrosa. Hemos suprimido los bailables y ahora estamos mucho más relajados y nos da tiempo a preparar mejor las actuaciones”.
- Unas actuaciones que se intensifican en las fiestas de Santa Ana.
- “Esto es lo que no ha cambiado y nuestra primera actuación es en el Chupinazo. Nos juntamos con los gigantes y gaiteros y luego nosotros hacemos un pasacalles. Estamos presentes en los festejos taurinos, incluyendo la subida desde la Plaza de los Fueros hasta la Plaza de Toros. Hacemos una diana desde hace tres años, que suele coincidir con el día de Santiago. También estamos en la Procesión y en la Revoltosa todos los días. Además, tocamos en la revoltosa infantil que se celebra un día”.
- Una de las novedades es la recuperación de una danza, la polka de Carnaval, en la que has tenido bastante que ver, y que se tocará y bailará estas fiestas.
- “Es una polka del siglo XIX que se concibió para carnaval. El ayuntamiento me ha comisionado que la instrumentara y que la arreglara para banda. Tiene su baile y se va a enseñar durante julio en el Colegio Elvira España como se viene haciendo con el baile de la Era y la Jota de Tudela. Se bailará junto con ellas en la Plaza de los Fueros antes de la Revoltosa”.
- ¿Has tenido que hacer algún cambio?
- “Sí, porque la partitura original está hecha para piano. Alguien hizo un arreglo para charangas y gaitas. Yo he recibido tanto una como la otra, pero me he basado fundamentalmente en la versión para piano. Quería hacer mi propia versión y que no fuese una adaptación de la de charanga a banda, sino directamente a partir de la partitura de piano hacer una adaptación para gaiteros y banda”.
igor2

- La Revoltosa es el acto más emblemático de la banda en Santa Ana ¿Qué tiene para que esté tan arraigado en nuestras fiestas?
- “No le quito valor a la música, pero no deja de ser un pasacalles como podría ser cualquier otro con una jota final. La estructura es muy sencilla, con una música popular y una melodía muy reconocible. No es especialmente atractiva desde el punto de vista artístico... ¿Pero entonces qué es lo que tiene para que esté tan arraigada en la sociedad tudelana? Creo que el éxito radica en la originalidad del baile, en cómo se hace. También ayuda que se repita constantemente la misma pieza durante un tiempo.
La Revoltosa gusta fundamentalmente porque es muy original. Es algo que no he visto en ningún otro sitio. Es algo muy frenético y muy divertido, que produce sinergias porque reúne a gente diversa alrededor de él. El problema que veo es que en los últimos años se ha producido un descenso de participantes y es una pena. Además es posiblemente el único acto en las fiestas de Tudela que no tenga parangón en el resto de Navarra. Esto es lo que la diferencia, porque nadie lo tiene”.
- En los últimos años se ha recortado su duración.
- “La Revoltosa ha llegado a durar 45 minutos e incluso una hora.  Ahora la hacemos de 18 a 20 minutos. Suele empezar a la una menos veinte, y a la una termina porque hay que dejar paso al concierto de la orquesta.
Se ha acortado también porque en los últimos años ha ido decayendo. Hay muchos adultos que dicen que no la corren por la cada vez mayor presencia de niños, que hacen que se frenen las carreras. A los mayores  les gusta correrla en condiciones. Hay un debate que tiene una solución muy complicada. Yo he propuesto la posibilidad de hacer durante todas las tardes la revoltosa infantil para que los niños hagan su revoltosa y los adultos la suya. Pero es una idea que no ha dado fruto”.
- ¿Crees que necesita algún cambio?
- “No. Además la gente la tiene tan interiorizada que no tendría sentido. No hay que tocar ni la instrumentalización ni la melodía ni la forma de correrla. Luego está la habilidad que tenga cada director para jugar con la música porque allí la verdad es que tenemos cierta flexibilidad.  Yo como director puedo incrementar el ritmo o bajarlo en un momento dado y se llega a veces a generar una especie de ‘lucha’ con los corredores porque ellos pueden no estar de acuerdo y te pitan. Al final es como un tira y afloja y el director es el responsable porque marca un poco las reglas del juego”.

Última actualización el Jueves, 28 de Junio de 2012 11:00