Entrevista a Jhers

Viernes, 04 de Mayo de 2012 12:06 Anselmo del barrio
Imprimir PDF
jhers

Pura sensibilidad

JAVIER HERNÁNDEZ “JHERS’ PRESENTARÁ EN JUNIO

UN LIBRO Y EN NOVIEMBRE EXPONDRÁ EN SALAMANCA

Una obra de arte debería dejar perplejo al espectador, hacerle meditar sobre el sentido de la vida”, solía repetir el genial Antoni Tàpies fallecido en febrero de 2012.  Javier Hernández (Jhers), por cuya obra siente una gran admiración, piensa de igual modo. Asegura que el arte debe emocionar, pero también hacernos reflexionar, meditar e interiorizar en nuestro propio mundo. El artista cascantino lleva tras de sí una larga trayectoria profesional. Confiesa que atraviesa por una etapa de gran serenidad y anuncia que en junio publicará un libro y en noviembre expondrá 40 obras en Salamanca en la Galería Garcigrande de Caja Duero.


- ¿Nos puedes adelantar cómo será la exposición que estás preparando?
- “Es una muestra abstracta con trazos de vida interior, pero expresándolo de una manera que cada uno lo pueda interpretar como quiera.
Al final pintar es puro sentimiento. Quieres expresar lo que sientes con colores y formas;  y lógicamente si lo haces con pasión lo transmites”.
- ¿Veremos mucho color en Salamanca?
- “Mucho color y poco, según como lo mires, porque hay algunos cuadros que se sustraen básicamente a un color diluido que expresa esos sentimientos íntimos que los dejas aflorar para la libre interpretación del espectador”.
jhers1

- La pintura va íntimamente ligado al color y a la luz.
- “Todo artista expresa principalmente sus sentimientos a través del color. Y aquí incluyo el negro más oscuro que no quiere decir que sea tenebrista; puede ser un color vibrante, porque puede tener unas connotaciones que añadiendo otros colores le den otra dimensión completamente distinta; aunque el 90% de la superficie sea negra”.
- ¿Cuánto tiempo llevas con la abstracción?
- “Ni mucho ni poco. A mí lo que siempre me ha impactado es el impresionismo, esa luz que nos hace ver de diferente forma el mismo rincón. En un día lo puedes ver de dieciocho maneras distintas. El impresionismo es lo que más me llena, pero me divierto mucho y me gusta ponerme delante de un lienzo en blanco para expresar una serie de sentimientos, y realizar ese supremo ejercicio de superación de las dificultades que vas encontrando. A veces empiezas a echarle color, dejas fluir la imaginación, y puedes terminar con el color más puro porque es la esencia de la propia vida, hasta el mayor de los caos. ¿Por qué? Porque estás pintando continuamente con tus emociones”.
- Quieres decir que no sabes cuando afrontas una obra si va a ser impresionista o abstracta.
- “Exacto. Depende del momento en el que te encuentres. Te pones a pintar de una manera determinada, pero al final no sabes cómo acabas. Normalmente cuando me pongo a trabajar al poco tiempo de tener el lienzo manchado éste me va indicando el camino por el que tengo que ir”.
- ¿Emocionalmente cómo te encuentras en este momento?
- “Estoy en ese momento de serenidad,  en el que hago lo que realmente me gusta, después de toda una vida trabajando. Dispongo de tiempo y ahora puedo transitar por diferentes caminos,  por distintos  senderos que antes eran impensables. Estoy disfrutando porque me encuentro en un momento en el que me doy cuenta de lo que hago. Antes pintaba y sabía más o menos lo que hacía, pero no lo llegaba a comprender  demasiado por el ansia de pintar. Ahora, con ese reposo y desde la serenidad que te da el tiempo, hago lo que quiero. Me siento totalmente libre”.
jhers2

- Esa libertad te permite, por ejemplo, afrontar otras ‘aventuras’ como por ejemplo la utilización para tus creaciones de cartón o materiales reciclados.
- “Sí.  Utilizo diferentes materiales que al final dan mucho juego,  objetos que la mayoría de la gente desecharía y que me sirven para hacer cosas que inquieten un poco.
Tengo hecha una escultura a base de cilindros de cartón y la verdad es que me he divertido mucho. Son unas barreras similares a las que hay en las vías del tren para evitar que pasen vehículos cuando se aproxima una locomotora. Todo el mundo cuando cada día se levanta va cruzando barreras en su afán por buscar ilusiones. Esta obra se titula precisamente ‘Buscando ilusiones’.
- Sigues trabajando con olivo.
- “Sí. En este tiempo menos porque debido al calor tengo que hacerlo fuera. Me gusta más trabajarlo en invierno, sintiendo ese viento y ese frío de la atmósfera que me sirve de acicate para buscar el calor de la propia madera. Al fin y al cabo trabajas con madera de olivo, que en algunos casos proceden de árboles centenarios que te  transmiten muchas cosas. Pero también trabajo con el hierro y la piedra.
- ¿Nos puedes adelantar algo sobre el libro que publicarás?
- “Espero que esté en junio. Va a ser posible gracias a la generosidad y sensibilidad de mis amigos Mario y Susana de la Imprenta Castilla y a todo su personal que me han prestado una gran ayuda. El prólogo lo ha escrito mi gran amigo Pepe Alfaro. Es un catálogo recopilatorio en el que se hace un recorrido en el tiempo  por toda mi obra hasta llegar a la abstracción actual. Incluso hay esculturas de olivo y de hierro, y alguna de piedra, así como también cuadros que llevaré a Salamanca”.

Última actualización el Martes, 08 de Mayo de 2012 15:28